Fuente oral: Luis Ubidia
Recopilación: Dorys Rueda
Otavalo, 1985
 

 

 

Viajaba don Arévalo a Quito, del único modo que se podía en aquel entonces, a caballo. Iba envuelto en un poncho, con zamarros y con un sombrero de paja cubierto de lona. La ruta era la de Mojanda, cuyo recorrido duraba dos días enteros y eso, cuando el viajero no moría en un precipicio o a manos de los asaltantes.

Viajaba tranquilo, pero al llegar a la parte más alta, escabrosa y fría del páramo, se descolgó sobre él una  terrible tempestad, tan propia de la región, con granizo, rayos y relámpagos.

Como la tormenta sorprendiera a don Arévalo en un sitio en que no había donde guarecerse, resolvió ir más rápido, con la esperanza de llegar pronto a algún tambo.

Pasó la borrasca y quiso sacar una franela para secar el agua que bañaba su rostro. Con ese fin, volvió la cabeza hacia atrás, pero cuál sería su sorpresa al ver que había desaparecido el anca y toda la parte posterior de su caballo, junto con  el maletín en que venía la tela. Él, sin darse cuenta, había venido montado únicamente en la parte delantera del animal.

Ante este hecho tan asombroso, se quedó en un principio un tanto desconcertado, pero al poco tiempo comprendió lo sucedido: un rayo había caído sobre su caballo, sin que él se percatara y lo había partido en dos.

Observando que la mitad del animal había sobrevivido, creyó que la otra también debía estar viva. Resolvió regresar a buscarla. No tardó mucho tiempo en hallarla, corriendo tras una esbelta yegua que por allí pastaba. Entonces, insertó las dos mitades con gran exactitud, logrando una unidad perfecta. Solo así, pudo continuar con su viaje y llegar finalmente a Quito.

 

Fotografía: Patricio Buitrón Aguilar
Título: Mojanda Misteriosa

 

 

TWO HALVES

            
Translation to English: Verónica Cisneros
December, 2021
 
 
Don Arevalo was traveling to Quito, the only way he could at that time, on horseback. He was wrapped in a cloak, sheepskin shorts, and a canvas-covered straw hat.
 

The route was that of Mojanda, whose path lasted two whole days and when the traveler did not die on a cliff or at the hands of the assailants.

He traveled calmly, but when he reached the highest, rugged and cold part of the moor, a terrible storm, typical of the region, fell on him with hail, lightning, and lightning.

As the storm surprised Don Arevalo in a place where there was nowhere to take shelter, he resolved to continue faster, hoping to reach a dairy farm soon.

The storm passed, and he wanted to take out a flannel to dry the water that wet his face. So he turned his head back, but surprisingly he noticed that the hip and the entire back of his horse had already vanished, along with the briefcase which was covered with a cloth. He didn't realize that he had been riding solely on the front of the animal.

Faced with this astonishing fact, he was at first somewhat puzzled, but soon he understood what had happened: lightning had struck his horse, without him noticing, and had split it in two.

Looking at that half of the animal's survival, he believed that another could also be alive. He resolved to go back for it. It didn't take too much time to find it, and it was running after a slender mare that grazed there. Then, he inserted the two halves with great precision, achieving a perfect unity. Only then could he continue his journey and finally get to Quito.

Photography: Patricio Buitrón Aguilar
Title: Mysterious Mojanda

 

 

 

INFORMANTE

Luis Ubidia
Otavalo: 1913-2000

Fue un prestigioso maestro que empezó su carrera docente en 1935, en San Pablo de Lago, en la escuela Cristóbal Colón. Después pasó a la escuela 10 de Agosto de la ciudad de Otavalo, plantel donde había estudiado su educación primaria.

En 1936, viajó a Quito para trabajar en la Anexa del Normal Juan Montalvo. En 1970, después de una ardua y fructífera labor como profesor, se acogió a la jubilación   y fue articulista en los medios escritos de la provincia de Imbabura, con un claro enfoque de justicia y rectitud, en los temas de la vida local del cantón Otavalo.

Escribió artículos de investigación científica y notas poéticas. Tiene 28 publicaciones.

Visitas

002533260
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
1201
1361
6670
2517701
24624
36684
2533260

Your IP: 114.119.148.163
2022-08-19 23:25

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en