Luis Hernández Rambay
 El Morro, 1923
 

 

Se llama Cerro del Muerto, porque según los primeros navegantes de mar afuera, se ve como un muerto acostado. Antiguamente se consideraba "pesado" porque a las 12 de la noche se escuchaba a una banda de música que producía sorpresa.

Aseguran los antiguos que allí existió un encanto, por los rumores que  se oían en la noche. Se cree que allí se acostumbraba a enterrar a los muertos con todas sus prendas en vasijas de barro.

Dicen que existían unos pozos de agua dulce en el sitio. Gente que escuchaba bandas de músicos y salían austados. A los chicos que acostumbraban a salir por ahí, se les presenta una luz en forma de relámpago que seguía a la persona y luego se desaparecía, la persona que veía la luz, se le erizaba la piel y la cabeza se le hacía grande. En cierta ocasión, en invierno, se presentó un burro grande, cuyos ojos brillaban en la noche, la gente que lo montaba se perdía, los moradores temerosos, ya no querían salir de sus hogares.

A las doce de la noche se sentía un murmullo, eran las ánimas que salían a la iglesia para rezar y luego regresaban al cementerio, se sentía que eran bastantes. Las personas que lo escuchaban se asomaban y no veían nada.

 

 

Mitos y Leyendas Ecuatorianas, Ariel Clásicos Ecuatorianos, 2015

Portada:
 

Visitas

002881231
Today
Yesterday
This Week
Last Week
This Month
Last Month
All days
168
933
8087
2864177
31773
29217
2881231

Your IP: 3.81.25.170
2023-05-28 04:13

Contáctanos

  • homeLa autora Dorys Rueda, 13 de Febrero del 2013.
  • mailelmundodelareflexion@gmail.com
  • mapOtavalo, Ecuador, 1961.

Siguenos en